Páginas vistas la semana pasada

Buscar este blog

13 de junio de 2011

Un terremoto causa un «subidón» en una discoteca de Ibiza

discoteca

Macarena Sinatra - Mahón

UN SEISMO de grado 5 en la escala de Richter provocó ayer un subidón sin precedentes entre los cientos de jóvenes aglomerados en la pista de baile de la discoteca Amnexia de Ibiza. El terremoto, que provocó serios desperfectos en fachadas y calzadas de la isla, fue calificado por fuentes de Protección Civil como "un seísmo potencialmente devastador".

"De pronto el suelo empezó a botar a lo bestia", comenta a El Garrofer Germán Vedat, de 17 años de edad. "Entonces vi a toda la peña levantando los brazos y todos empezamos a decir, ooo-eee, ooo-eee".

Vedat es uno de los más de quinientos jóvenes que aquella noche se aglomeraron en la popular discoteca ibicenca, la mayoría de ellos atiborrados de anfetaminas, éxtasis y LSD. "Fue demoledor", dijo entusiasmado el quinceañero Sami. "Nunca había estado en una discoteca con terremoto".

La intensidad de la sacudida, de unos 30 segundos de duración, provocó el desplome de una bola de espejos de grandes dimensiones causando heridas de consideración a un culturista, que en ese instante bailaba con una fusta de equitación metida en el culo.

Sin embargo, la gente siguió bailando y cayéndose y tirándose de los palcos a las piscinas, como si el terremoto fuera un efecto especial coordinado con el tucutucu-tun de los woofers.

"Fue como si todos estuviéramos en la cresta de una ola y nadie quería que acabase", comenta a El Garrofer Ginés Fábregas, de 18 años. "Había peña sangrando por la nariz y otros con los brazos y las piernas rotas, pero de muy buen rollo".

"Bueno, el susto ya ha pasado y lo importante es que los chicos han pasado una noche inolvidable", dijo don Manuel Pardo, de 81 años de edad y accionista mayoritario de Amnexia.