Páginas vistas la semana pasada

Buscar este blog

13 de junio de 2011

El príncipe Carlos estaría dispuesto a negociar sobre Gibraltar si alguien le acompaña a putas

El Garrofer - Madrid

EL PRÍNCIPE DE GALES mantuvo ayer una reunión a puerta cerrada con el presidente del Gobierno en la que habría manifestado su disposición a reabrir las negociaciones sobre el futuro de Gibraltar, siempre y cuando alguien le acompañe a putas.

"Si voy con alguien me suelto más", dijo el heredero de la corona británica, que no vería con malos ojos fomentar un estatus de soberanía compartida en el Peñón si una, dos o hasta tres colegas se van con él "a uno de esos bares con siluetas femeninas de neón".

El príncipe Carlos, gran aficionado al polo, a la cría de purasangres y a ir de putas en cuadrilla, no logró arrancar un compromiso inmediato del presidente Zapatero, que no ha negado ni confirmado los términos de la reapertura de negociaciones sobre Gibraltar.

Sí se ha desprendido que el Príncipe Carlos se ofreció a hablar con el primer ministro David Cameron sobre la insostenibilidad a largo plazo del status quo de la colonia y de su eventual devolución a España. "El primer paso sería integrar la Roca en la Unión Aduanera y en la política agraria europea", aseguró el monarca. "Todo es posible siempre y cuando alguien se suba conmigo al taxi".

Consciente de que la capacidad ejecutiva del príncipe es nula, el presidente Zapatero se limitó a entregarle la llave de la ciudad, encontrada horas después en un Burger King de la Gran Vía. “Que se la meta en el puto culo”, escribió el monarca en su Twitter.