Páginas vistas la semana pasada

Buscar este blog

13 de junio de 2011

El secretario general de la OTAN desafía a Gadafi a contrastar sus pollas

rasmussen_0730

Agencia Elf - Bruselas

"SI LA TIENE TAN grande que dé un paso alante y que la enseñe", dijo ayer el secretario general de la OTAN, el danés Anders Fogh Rasmussen, mientras el líder libio Muamar Gadafi seguía atacando posiciones rebeldes en la periferia de Trípoli, y las fuerzas opositoras eran reconocidas por Francia y Alemania.

"Gadafi debe abandonar el poder ya", declaró el ex premier danés mientras llegaban nuevos efectivos militares de la Alianza Atlántica a las costas de Cirenaica. “De lo contrario tendré que desafiarle formalmente a que comparezcamos juntos sin pantalones ni calzoncillos”.

Según el polla brava escandinavo, las alternativas del dictador para ceder el control del gobierno al pueblo soberano son limitadas. "O bien se implementará una zona de exclusión aérea, o tendrá que medirse la polla conmigo", reiteró el fenómeno.

Al veterano político —conocido por sus posturas conservadoras en materia fiscal y de inmigración, y por su atroz apartapelos— no le tembló la mano a la hora de desafiar al déspota magrebí, que tampoco debe quedarse corto.

Tras lanzar su órdago, el sucesor de los no tan disuasorios Jaap de Hoop y Javier Solana, acudió a una reunión extraordinaria del Consejo Atlántico para valorar una posible acción militar no avalada por la ONU, ante los probables vetos ruso y chino a la formación de una coalición global.

En Estados Unidos la secretaria de Estado Hillary Clinton advirtió al líder libio que “la paciencia del mundo no es eterna”. En este sentido la jefa de la diplomacia estadounidense dijo que "Gadafi no puede ni imaginarse el pedazo de cipote que tiene el secretario general de la OTAN”.