Páginas vistas la semana pasada

Buscar este blog

13 de junio de 2011

«La Armada» regresa triunfante de Vancouver con el bronce de Albertville 92

blanca ochoa

El Garrofer - Siete Picos

La delegación olímpica española regresa a España de Vancouver con un buen sabor de boca. A las cero medallas e idéntico número de diplomas logradas por nuestros dieciocho atletas, hay que sumar el bronce ganado por Blanca Fernández Ochoa en los JJ.OO de Albertville en 1992.

“Blanca ha estado fantástica”, dijo el Secretario de Estado para el Deporte Jaime Lissavetzky sobre el meritorio metal obtenido en los albores de la década de los noventa. El máximo funcionario del deporte español destacó la fuerza mental de la esquiadora de Cercedilla en los momentos más duros de la competición.

“Blanca podría haber optado por el oro pero también podría haberse quedado sin nada”, dijo Lissavetzky entornando los ojos como sólo él sabe. “Dadas las condiciones de la nieve y sus recientes caídas, ha jugado sus cartas con inteligencia y estamos muy orgullosos de ella”.

La ex deportista de la Sierra de Guadarrama se mostró satisfecha por el bronce de Albertville con el que regresan de Vancouver. “Se lo dedico a todas las personas que han creído en mí”, dijo la esquiadora visiblemente emocionada. Este notable podio de los tiempos de la Perestroika, se suma al póquer de cero metales obtenido en snowboard, y a los meritorios fiascos en esquí alpino, artístico y de fondo.

Lissavetzky aseguró que el ya tradicional bronce de Fernández Ochoa representa el buen momento del deporte invernal español. “Volver de Vancouver con el bronce de Albertville es una sensación muy especial”, dijo.