Páginas vistas la semana pasada

Buscar este blog

13 de junio de 2011

Un caricaturista madrileño condenado a muerte por representar dos nalgas con la palabra «muslámenes»

MUSLOS

Gúlliver Espronceda - Madrid

ANUAR AL AWLAKI, considerado como uno de los principales ideólogos de Al Qaeda, lanzó ayer una fatua contra el dibujante de cómics madrileño Evaristo Colchero por representar las nalgas y parte superior de las piernas de una mujer con la palabra “muslámenes”.

El líder de la organización islamista calificó la viñeta de Colchero, de 47 años de edad, de “una nueva cuchillada de Occidente al corazón del Islam” e instó “a todos los muslámenes del mundo a acabar con la vida del infiel”.

Al Awlaki, nacido en Nuevo México en 1971 y con un nivel medio alto de español, ofreció una recompensa de 100.000 dólares por la vida de Colchero y 150.000 si la muerte es provocada mediante degüello.

Colchero aseguró en declaraciones a El Garrofer desde su estudio en la madrileña calle de La Paloma, que jamás tuvo la menor intención de ofender a nadie. “La verdad es que no me costaría nada poner cachas o patorras en vez de muslámenes”, dijo el artista. “Pero ahora no me sale de los putos huevos”.

El cómic de Colchero ha provocado violentos disturbios en El Cairo, Teherán y en Karachi, donde miles de personas quemaron dibujos de piernas, así como banderas de Estados Unidos, Israel y Leganitos.

Irán, Arabia Saudí y los Emiratos Árabes han condenado la amenaza del líder terrorista. Sin embargo, los gobiernos de estos y otros regímenes islámicos han expresado su malestar a través de sus embajadas.

El Jefe del Centro Árabe de Alcalá de Henares Abu Omar Hussein, pidió “que en aras de la buena convivencia se evite el uso de la palabra muslámenes para que nadie degüelle a nadie”.

El académico de la lengua que ocupa el sillón m minúscula, José María Merino, dijo a este periódico que muslamen y musulmán no comparten ningún nexo etimológico. “De todas formas no vamos a enredar poniendo esa palabra en el diccionario, que palabras precisamente no faltan”.