Páginas vistas la semana pasada

Buscar este blog

13 de junio de 2011

Morgan Stanley ofrece al consorcio PP-PSOE 1.800 millones de euros por la explotación del Supremo y el Constitucional

Santos Maricarmen - Madrid

LA MULTINACIONAL FINANCIERA estadounidense Morgan Stanley presentó ayer una oferta formal de cerca de dos mil millones de euros por la gestión durante los próximos veinte años de las máximas instancias judiciales de España.

De concretarse este acuerdo, el gigante norteamericano gestionaría directamente y dictaría sentencia sobre todos los casos remitidos tanto a los tribunales Supremo y Constitucional, como al de Defensa de la Competencia. A cambio de no poder manipular a los jueces, todos los miembros del legislativo de los partidos mayoritarios recibirían una iguala de 6.780 euros mensuales durante su permanencia en el cargo.

En la oferta remitida a Ferraz y Génova se propone que, durante el periodo de explotación acordado, todos los magistrados de estos órganos judiciales sean sustituidos por un grupo de abogados estadounidenses con un nivel medio-alto de español.

El consorcio formado por los dos principales partidos españoles se reunió ayer en pleno para estudiar los pros y los contras de la cesión del poder judicial a la entidad privada. Según diversos analistas políticos, PP y PSOE verían con buenos ojos crear un gran pacto de Estado para hacer un hueco a Morgan Stanley en la Carta Magna.

Los representantes de los partidos minoritarios han expresado su rechazo a esta oferta que, en palabras de la coordinadora de UPyD, Rosa Díez, “tal y como está planteado, no nos representa”.

“Si se hace hay que hacerlo bien”, dijo el líder de la oposición Mariano Rajoy. “Mi primo que es físico me ha dicho que Morgan Stanley es una señora compañía”. El presidente del gobierno José Luís Rodríguez declaró por su parte que “de llevarse a cabo sería siempre y en cualquier caso al margen del estado de derecho, y que por lo tanto es importante proceder con discreción”.

Tras declarar que aún "no hay decidido absolutamente nada", el Ministro de Fomento José Blanco aseveró que “el sector privado ha demostrado ser una buena solución para la gestión de otras infraestructuras”.