Páginas vistas la semana pasada

Buscar este blog

13 de junio de 2011

Duras críticas a Luís Eduardo Inda por decir "descongojar" en vez de "descojonar"

IndaLuís Eduardo en plena locución de "descongojan".

Gúlliver Espronceda - Madrid

EL DIRECTOR DEL DIARIO DEPORTIVO Marca Luís Eduardo Inda defendió ayer el uso tanto escrito como oral del término descongojar como alternativa eufemística a descojonar.

La polémica se desató después de que el director del rotativo titulase su vídeo blog de ayer de la siguiente manera: “En Can Barça se descongojan de risa”. Tras la publicación del video en la edición digital de Marca, el director de la Real Academia de la Lengua, Don Víctor García de la Concha, criticó el uso arbitrario del español de Luís Eduardo. "No creo que sea posible descongojarse sin que haya una congoja previa", ironizó Don Víctor.

“A buen entendedor con pocas palabras bastan”, dijo el periodista con cara de devolver una puya tras informársele de que descojonarse significa "reírse mucho", y descongojarse "quitarse la pena".

Horas después de que apareciera la crónica en la web de Marca, cientos de miles de internautas hicieron clic solo para ver si el periodista navarro habría tenido huevos de incluir dicha palabra en su locución. Así fue. Transcurridos un minuto y 59 segundos, Luís Eduardo expresó de viva voz (ver imagen) lo que había escrito en el titular. “En Can Barça se frotan las manos y se descongojan de la risa”, leyó del teleprompter.

Inda reconoció a El Garrofer que el cuerpo le pedía escribir “esa otra palabra” en vez de descojonan, pero que el manual de estilo y su “sentido de la mesura y el pudor” le impidieron hacerlo.

“A veces hay que tirar de léxico para decir entre líneas ciertas cosas que de otro modo quedarían un poco yeyé”, dijo el vanguardista pamplonica, que añadió: “En el periodismo, como en todos los órdenes de la vida, hay que saber estar y tener sindéresis, palabra cuyo significado conozco perfectamente”.

El influyente pensador aseguró, asimismo, que su posición de director de un periódico con tres millones de lectores le obliga a actuar “con un plus de responsabilidad añadida para domar esa libérrima y a veces malsonante bestia que es el lenguaje”.

India confía en que su órdago léxico cuaje. “Si Perico Delgado y Jorge Valdano inventaron pájara y galáctico, no sé por qué no voy a poder inventarme yo las palabras que me salgan de los congojes”, dijo.