Páginas vistas la semana pasada

Buscar este blog

13 de junio de 2011

Un profesor detenido por usar un manuscrito del Siglo IV para forrar una carpeta

JOSE MARÍA VILLADELPRIETO Calaminga, profesor interino de la Universidad San Pablo, CEU, ha sido detenido por la Guardia Civil, a instancias de la Interpol, por haber robado una página del llamado códice sinaítico, un manuscrito del siglo IV que el docente usó, so pretexto de molarle mucho, para forrar su vieja carpeta de apuntes bajo una lámina de plástico adhesivo tipo aironfix.

Villadelprieto, de 27 años de edad y antiguo alumno del CEU San Pablo, formaba parte de una delegación de docentes españoles invitados por la Biblioteca Británica, a quienes el conservador de la misma, Edgar Leysley-Bastos, les mostró algunos de los grandes tesoros que esta institución guarda en sus archivos, incluido el códice sinaítico, una de las copias manuscritas más antiguas de los testamentos nuevo y antiguo.

Tras su detención, el profesor español dijo que al ver el gran número de páginas de que constaba el códice no pensó que pasara "gran cosa" por llevarse una. "Estaba escrito en unas letras rarísimas, con tipografía así tipo vasco pero sin ser realmente letras", afirmó el mediocre. "Molaba".

Según el diario británico The Guardian, el museo dio parte del robo un día después de la visita de la delegación española. "Las cámaras de seguridad captaron al bastardo español arrancando la página de un tirón y metiéndosela luego en el bolsillo interior de su cazadora de cuero", rezaba el artículo.

Acto seguido se puso en marcha en amplio dispositivo policial para localizar a Villadelprieto, que fue hallado montando a caballo en la finca de recreo de Hernán de la Barreda Azpieta, un amigo del gilipollas. "Algo me comentó de pasada, pero no le di importancia", dijo el propietario de la hacienda al ser informado de los cargos que se le imputaban al profesor. "Bueno, pues si quieren el papel que nos devuelvan Gibraltar, ¿no?", añadió apartándose el flequillo de la boca.

Tras ser requisada, la carpeta fue enviada al laboratorio de la biblioteca londinense, dónde el antiguo papiro está siendo sometido a un delicado proceso de recuperación. "Hemos conseguido quitar la lámina adhesiva", dijo el restaurador Helmut Grosenbald. "Pero en el envés ha quedado sobreimpresa la efigie de Gisele Bündchen y el logotipo de Harley Davidson sobre los que el tontolhaba había colocado el papiro".