Páginas vistas la semana pasada

Buscar este blog

13 de junio de 2011

Raúl jugó ante el Liverpool aquejado de lepra

Abdul Roquefort- Madrid

EL DELANTERO del Real Madrid, Raúl González, jugó todo el partido contra el Liverpool aquejado de lepra. "La verdad es que hice todo lo que pude, pero no estaba al cien por cien", dijo el mítico jugador blanco. "Pensé que era la típica gastroenteritis o una gripe estomacal, pero no, era lepra".

"Cada vez que chutaba el balón, sentía algo raro", relató Raúl, que, según el parte médico facilitado por los servicios médicos del Real Madrid, "padece una infección por mycobacterium leprae en el noventa por ciento de su cuerpo, con riesgo inminente de amputaciones espontáneas en pies, manos, codos, hombros, rodillas, nariz, orejas e hipófisis subyugal nona".

La plantilla del Real Madrid ha restado importancia a la enfermedad de Raúl. "Lo importante es que no es marica", dijo el canterano Winthrop Einstein. "Porque la lepra sí se cura".

Así es, de hecho se espera que el jugador sea convocado para el partido de Liga de este fin de semana.

Al parecer el jugador hacía tiempo que perdió los dedos índice, anular y corazón de ambas manos. "Creo que fue en el partido contra el Mallorca, pero no estoy seguro", comentó Raúl con los puños apretados y sin conceder el más mínimo protagonismo a los micro desmembramientos que sufrió durante la derrota por 0-1 ante el equipo inglés.

"Raúl es un referente para el equipo y para el fútbol en general", dijo en rueda de prensa el entrenador del Real Madrid, Juande Ramos, al tiempo que mostraba ante las cámaras un dedo del pie derecho del ariete. Juande ensalzó el coraje y la raza del veterano delantero que, a pesar del avanzado estado de la enfermedad, no pidió el cambio en ningún momento.

"Está claro que la lepra no le ha afectado a otra cosa", añadió el míster en tono gracioso suscitando las risas de los periodistas deportivos y del propio jugador.

"Ahora sólo hay que pensar en la remontada en Anfield", sentenció Raúl. "Allí estaré".