Páginas vistas la semana pasada

Buscar este blog

13 de junio de 2011

Los ecologistas aseguran estar "hartitos" del oso pardo

oso_pardo_4

Ismael Pyotrr - Barcelona

EL OSO PARDO ha dejado de gozar de la simpatía y apoyo incondicional de los ecologistas españoles. Esta especie autóctona, que ha experimentado una espectacular recuperación en la cornisa Cantábrica, ya no es percibida por los defensores del medio ambiente como un símbolo del paraíso natural que en su día fue la Península Ibérica.

“La verdad es que ni siquiera son tan bonitos”, dijo el presidente de ADENA, Mariano Urquijo. “Cansa un poco la arrogancia con que te miran por encima del hombro cuando se están comiendo un salmón”, comentó Urquijo. “Tienen una forma muy sutil de recordarte que los protagonistas son ellos, y realmente no son nada del otro mundo”.

Las poblaciones de oso pardo de Asturias, León y Cantabria han aumentado notablemente durante los últimos cinco años, superando con creces las previsiones más optimistas. “Les das la mano y te toman en brazo”, dijo el coordinador de Greenpeace España, Teodoro Wüitr. “¡Ya está bien con los osos de los cojones!”

“Lo que más me molesta es cuando se ponen de pie en plan King Kong”, dijo la portavoz de Ecologistas en Acción, Rosario Noguera. "Personalmente, pienso que se lo tienen muy creído y me gustaría recordar a esos pringados que hace tres décadas sólo quedaban unos veinte de ellos. Que si no hubiera sido por nosotros ahora estarían extinguidos, así que cuidadito, ¿eh? No vaya a ser que nos dé por dejar de protegerlos, o incluso no vaya a ser que empiece a haber "accidentes". No vaya a ser."