Páginas vistas la semana pasada

Buscar este blog

13 de junio de 2011

Hallan un yacimiento de arte rupestre porno

Francisco José Arroyo de Santaolalla - Tolouse

SEGÚN UNA publicación científica de Gran Bretaña, un grupo de espeleólogos mallorquines encontró hace dos meses el primer yacimiento de arte rupestre porno. El equipo de espeleólogos, compuesto por un hombre y dos mujeres, halló las pinturas rupestres del paleolítico superior en una sima situada a unos 90 kilómetro al noroeste de Tolouse.

“La proximidad a la gruta de Aurignac nos hizo pensar que podría tratarse de una cultura afín a la auriñaciense”, escribió el antropólogo Brian Ferry en The Journal of the Oxford University History Society.

“Se trata de una cultura que debió disfrutar de un amplio periodo de buenas cosechas lo cual, a su vez derivó en decadencia”, comenta el antropólogo. “Cuando descendimos hasta la cámara principal de la galería descubrimos un panorama que podríamos calificar como de sumo calentón”.

Lejos de representar escenas venatorias, estas pinturas muestran una preocupación artística por determinados detalles anatómicos.

“La representación de órganos sexuales dilatados es más propia de los artefactos nilíticos del bronce y no tienen precedentes en las culturas rupestres europeas”, comenta Ferry en referencia a ciertas figuras antropomórficas de desproporcionados cipotes.

En las ilustraciones que se reproducen en el artículo llaman también la atención otros elementos, como las eyaculaciones, los bigotes de cowboy y los calcetines blancos, así como la utilización de diversas utilerías de sílex con forma de huso característicos de la ya llamada 'cultura de Chouastrac-consolador'.

“Indudablemente estamos hablando de una cultura totalmente novedosa en el contexto del arte rupestre europeo”, dice Ferry con las piernas cruzadas.

El arqueólogo británico destacó también la calidad de los materiales usados y sugirió que el conjunto artístico puede a llegar a poner cachondo. “La intención y propósito de estos artistas es evidente", asegura el investigador londinense mordiéndose el labio inferior. "En la cosmología de Chouastrac-consolador poner cachondo al personal debió ser prioritario".