Páginas vistas la semana pasada

Buscar este blog

13 de junio de 2011

Florentino pagará 120 millones de euros por Kaká o por quien sea

Si CR7 y Kaká no aceptan, se darán los 120 millones a otro.

César Iturbi - Pocito de las Nieves

Lo dijo la semana pasada Jorge Valdano y lo ha vuelto a repetir hoy el presidente Florentino Pérez. Tras varios años de titubeos, indecisiones y fiascos durante las pasadas temporadas de fichajes, este verano se pagará al fin una suma de no menos de 120 millones por un solo jugador.

“De euros”, dijo el presidente. “Nuestro fichaje podría ser Cristiano Ronaldo o Kaká, pero si ninguno de ellos acepta, estamos dispuestos a mantener intacta la oferta de 120 de millones de euros a un tal Thompson si lo hubiere”.

Florentino dejo “muy clarito” que el Real Madrid no depende de los caprichos de dos o tres jugadores para poder gastarse de golpe esa cantidad exacta de millones, e insistió en que bajo su mandato el caché del jugador no afectará al monto. “Nuestro desembolso será espectacular, ilusionante y mediático”, dijo.

“Robinho nos sigue gustando”, dijo Florentino del lateral brasileño,vendido al Manchester City la temporada pasada por unos 40 millones de euros. “El club estaría encantado de recuperarle por no menos de 120 millones de euros, que sería la cifra más alta pagada por cualquier jugador de fútbol”.

Según fuentes próximas a la planta noble del estúpido club, la recién estrenada administración tiene un as guardado en la manga en caso de que ninguno de los jugadores antes mencionados acepte compartir champúes con el entrañable Salgado en los yakucis del club.

Al parecer, Robben habría aceptado participar en una compleja operación para venderlo al Barcelona por 15 millones de euros y recuperarlo en el mercado de invierno por 135 millones, de manera que el desembolso final sea de 120 millones de euros netos.

Valdano no quiso confirmar ni desmentir esta información, aunque sí puso énfasis en que “la cantidad estrella” no bajará de ese "doce por diez mágico".

“A expensas de sus migrañas, el Real Madrid pone la incoherencia al servicio de la lógica para no desequilibrar el homeostático estupor que rige el mundo de los culeados”, dijo el camarero jefe del bistro madridista.