Páginas vistas la semana pasada

Buscar este blog

13 de junio de 2011

Euforia social por la certeza del gobierno de que ETA se acerca a su fin

rubalcaba Madrid - Redacción

LA CONMOCIÓN PRODUCIDA por el último asesinato de ETA ha dado paso a una euforia generalizada por la promesa del gobierno y de los partidos de la oposición de que "el fin del terrorismo está cerca".

"Lo han dicho los dos, Zapatero y Rajoy", declaró una operaria de una fábrica de sofás de Talavera de la Reina. "Han dicho que no nos quepa la menor duda de que prevalecerá el Estado de derecho y la Constitución. ¡Qué pasada!".

En Valladolid, la empresa de cubrimientos de cintas de transporte para áridos, Beltex, ha dado el día libre a toda la plantilla para celebrar lo que el jefe de personal de la compañía, Higinio de Blas, ha calificado, haciéndose eco de las palabras de Zapatero, como "el principio del fin de la lacra terrorista". A pesar de las bajas temperaturas y las copiosas nevadas, todos han salido al campo con sus familias a volar cometas.

"Esta vez no es como las anteriores", dice una señora de Plasencia, que ha adelantado la matanza del cerdo de Navidad para celebrar la rendición inminente de ETA. "Esta vez estaban convencidos de lo que decían, o sea que sí, bye, bye ETA", declaró con la boca temblorosa de emoción.

En Madrid, Barcelona, Bilbao y Sevilla, se esperan multitudinarias celebraciones por el ocaso de la organización terrorista, tal y como declararon ante las cámaras los máximos responsables de la lucha antiterrorista. "La verdad es que los políticos tienen sus cosillas, pero al final acaban logrando cosas", declaró un estudiante de informática de la Universidad Politécnica de Madrid.

En Valencia, una multitud se apelotonaba ante una tienda de electrodomésticos de la céntrica Calle Colón, donde los dueños del establecimiento han puesto una grabación continua de una comparecencia de Alfredo Pérez Rubalcaba, asegurando, de manera inequívoca: "que los terroristas pierdan toda esperanza: acabarán todos en la cárcel".