Páginas vistas la semana pasada

Buscar este blog

13 de junio de 2011

El Iberotúnel unirá España y Suramérica en el 2050

tunnel_boring_machine_yucca_mt

Induráin Restrepo

LAS TRES GIGANTES de la construcción española emprenderán este mismo verano en las playas de Cádiz el proyecto más ambicioso de ingeniera civil de la historia: el Iberotúnel.

Esta magna obra de más de 9.596,44 kilómetros de largo y con una profundidad máxima de 9.730 metros, contará con ocho carrilles de autopista y cinco vías paralelas de ferrocarril de alta velocidad, que permitirá surcar el océano Atlántico en diagonal en algo más de una hora.

El Iberotúnel contará asímismo con áreas de descanso totalmente equipadas cada treinta kilómetros, e infernales poblados atestados de trabajadores chinos donde habrá escuelas, comercios de todo tipo y zonas de recreo para disfrutar del deporte al aire cautivo. Los empleados, que vivirán en el interior de la estructura durante periodos no superiores a diez años, se gastarán el 100% de su sueldo en cupones de alojamiento y comida emitidos por las contructoras españolas Sacyr, ACS y Ferrovial.

"El Ibertotúnel no sólo será un hito de las infraestructuras mundiales, sino que unirá físicamente a España con las naciones hermanas de Latinoamérica", dijo el ministro Miguel Ángel Moratinos. El jefe de la diplomacia española dijo, además, que esta obra modificará radicalmente el protocolo de inmigración con las naciones iberoamericanas. "Los sudacas que logren surcar el túnel a pie recibirán la nacionalidad española de manera inmediata", aseguró el ministro español, que omitió mencionar las galerías de succión por las que los peregrinos que mueran en el intento serán expulsados al fondo oceánico.

El consorcio español encargó el pasado año la fabricación de ocho tuneladoras tipo gripper a la empresa alemana Herrenknecht, que ha desarrollado unos cilindros gigantescos accionados por gatos hidráulicos, transgénicos y perimetrales especialmente diseñados para activar el empuje de las muelas frontales a través de la corteza terrestre. El gripper cuenta con diversas plataformas posteriores que alojan los sistemas de ventilación y los miles de tonaladas de rieles que la propia maquina irá colocando a medida que avance por el subsuelo oceánico.

El proyecto, cuyo coste ascenderá a los 800.000 trillones de euros, dará trabajo a toda la población de Uzbekistán, a un tercio de la de china y a la práctica totalidad de los gallegos del mundo, que permanecerán estoicamente en el hoyo sin esperanza alguna de ver la obra terminada.

La presidenta argentina Cristina Fdéz. de Kirchner elogió el proyecto, aunque condicionó su apoyo al mismo a la construcción en paralelo "de un pipeline de la concha de su madre" para la exportación del malbec mendocino al Viejo Mundo. La culeada argentina pidió, además, que sea ella quien quite la primera pala de arena en el extremo austral de la excavación y que el túnel lleve el nombre de su perro Cristino.

En Bolivia, Evo Morales se ha comprometido a abastecer el suministro energético del proyecto siempre y cuando el túnel remonte hasta La Paz. "El Iberotúnel supondrá el fin del aislamiento secular del pueblo boliviano", dijo el presidente andino.

La afluencia de apoyos económicos y políticos al Iberotúnel podría abrir la puerta a numerosos ramales por todo el continente suramericano: desde la Patagonia hasta Brasil y por la cuenca del Amazonas hasta Colombia, Ecuador y Venezuela, donde el presidente Hugo Chávez ha propuesto hacer un tramo elevado de túnel sobre el Canal de Panamá, por cuyo interior pretende que naveguen cargueros de gran tonelaje.

El presidente ecuatoriano, Rafael Correa, ha manifestado que no vería con malos ojos una ampliación del túnel por el Pacífico hasta las islas Galápagos donde, a instancias del alcalde de Madrid, Alberto Ruiz Gallardón, se abriría la línea de metro Moncloa-Tortuga para uso exclusivo de los ciudadanos de la UE.