Páginas vistas la semana pasada

Buscar este blog

13 de junio de 2011

El AVE Madrid-Valencia sólo parará tres segundos en Albacete para limpiar su imagen

Clemson Esmiz - Hellín

EL AVE MADRID-VALENCIA sólo se detendrá en la ciudad de Albacete durante tres segundos o, lo que es lo mismo, el tiempo justo para bajarse en marcha y el exacto para subir casi a la carrera. "La idea es que no dé tiempo de ir al baño", dijo la alcaldesa de la villa manchega, Carmen Oliver Jaquero, que está decidida a extirpar el estigma de Albacete como mera ciudad de cagada y paso.

"Con esta iniciativa pretendemos erradicar de una vez y para siempre la famosa coletilla que con mal gusto y peores intenciones se ha dado a esta noble villa", dijo la regidora en referencia al infame aforismo, Albacete, caga y vete. Como medida suplementaria, Oliver ha ordenado que se retire el papel higiénico de todas las gasolineras, y bares y restaurantes de carretera del término municipal.

Además, se está estudiando un acuerdo entre la multinacional de logística United Parcel Service y la Junta de Castilla La Mancha, para que todos los albaceteños envíen sus deposiciones por mensajero a otras provincias limítrofes, aunque, según las partes involucradas en el acuerdo, "aún quedan muchos flecos por resolver".

Albacete -ciudad conocida por sus excelentes cuchillos, su peculiar gastronomía y las copiosas cagadas de los viajeros de paso- queda a mitad de camino entre Madrid y la costa levatina, donde cientos de miles de personas acuden cada verano desde la capital. "Esa equidistancia nos convierte en un lugar ideal para hacer alguna compra", dijo el edil popular Anastasio Comegén, que ha advertido de que la medida propuesta por Oliver puede tener consecuencias económicas adversas. "Además somos una ciudad hospitalaria", aseveró Comegén. "Cuando uno viene a tu casa lo menos que le puedes ofrecer es tu retrete, por lo tanto no estamos satisfechos con esta iniciativa por ser claramente hostil y antipática".

A pesar de la oposición de los populares, esta iniciativa ha resultado enormemente popular; tanto es así que el presidente regional, José María Barreda, presionará al Ministerio de Fomento para que el trazado de la línea permita al AVE surcar la provincia de Albacete a una velocidad de match 7, con el fin de reducir al mínimo el número de personas que se alivien en los vastos dominios de Don Quijote.