Páginas vistas la semana pasada

Buscar este blog

13 de junio de 2011

El 83% de los estadounidenses a favor de que se manipulen las encuestas "por el bien común"

survey

Gordon Pascual - La Habana

EL ÍNDICE DOW JONES subió ayer 10 puntos tras conocerse el resultado de una peculiar encuesta realizada en todo el territorio estadounidense. La pregunta formulada fue la siguiente: “¿Estaría Vd. dispuesto a que se alterasen los resultados de las encuestas por el bien común?” Según la agencia demoscópica Rasmussen, el 83% de los estadounidenses sí estaría dispuesto, un 7 por ciento dijo que no y al 10 por ciento restante le estalló el cerebro.

El sondeo telefónico (muestra de 4.623 adultos y +/- 4% de margen de error) fue encargado por un grupo de senadores encabezado por Russ Feingold (D) y Scott Brown (R), que presentarán brevemente ante el Congreso el proyecto de la llamada We Know Better Act (WKBA). Esta ley pretende acabar con la llamada dictadura de las encuestas, que lleva a los políticos a legislar en función de los sondeos con el único objetivo de ser reelegidos.

“No podemos dejar que nuestro destino colectivo nos lo dicte una bola de grasa”, dijo el copatrocinador republicano de la ley, Scott Brown, en referencia al peristáltico agregado que conforma la opinión pública de su país.

Tanto Brown como Feingold restaron importancia al problema ético que plantea esta iniciativa. “Hay que tener en cuenta que las personas encuestadas son una fracción infinitesimal del pueblo”, dijo Feingold en un acto celebrado en la Universidad Jiminee Cricket de Colorado. “No pasa nada”.

Brown, por su parte, aseguró que “los que sí sean encuestados podrán dormir tranquilos sabiendo que respondan lo que lo respondan nos pasaremos su inepta opinión por el forro de los cojones”.