Páginas vistas la semana pasada

Buscar este blog

13 de junio de 2011

Veinte naciones piden ser invadidas por EEUU ante la Asamblea General de Naciones Unidas

documentNaciones Unidas Ralph Ohms LA SESIÓN plenaria celebrada ayer en la Asamblea General de ONU fue el reflejo más claro del profundo efecto que ha tenido el relevo de poder en Washington. A nadie sorprendió la cerrada y espontánea ovación en reconocimiento a la promesa de cambio que, a sesenta días del juramento de Obama, representa el nuevo gobierno estadounidense; una ovación a la que se sumaron países tradicionalmente antagónicos con Washington, como Venezuela, Bolivia, Corea del Norte, Cuba e Irán.

Lo que nadie esperaba fue que el primer ministro iraquí, Nouri Al-Maliki, pidiese formalmente una “escalada de la invasión, fresca y renovada, que haga germinar el mensaje de esperanza de Barack Obama desde las arenas de Basora hasta las cumbres de Kirkuk”. Minutos después, se produjo un desagradable incidente protagonizado por los embajadores de Irán y Andorra, que empezaron a tirarse bolas de papel y acabaron, según relata el embajador nipón, Kenzo Oshima, “aludiendo a sus venerables ancestros”.

Al parecer, uno y otro representante diplomático quisieron ser el primero en convocar al Consejo de Seguridad para aprobar una resolución que diera luz verde a la inmediata invasión de Obama a sus respectivos países. Ese enfrentamiento se replicó en otras zonas del hemiciclo y degeneró en una batalla campal que tuvo que ser dispersada por el Secretario General, Ban Ki Mon, con una pistola táser.

“No es lo mismo que te invada Bush, a que te invada Barack”, declaró el representante indonesio, quien aseguró que en Yakarta se está considerando muy seriamente permitir la entrada de seis batallones de marines de Obama. “Naturalmente, opondríamos escasa resistencia”.

Tras calmarse los ánimos, los embajadores de una veintena de naciones, entre las que destacan Francia, Italia, Alemania, Rusia y Reino Unido, acordaron realizar una petición conjunta de invasión norteamericana.

En España, los líderes autonómicos del País Vasco, Cataluña y Asturias, así como determinados municipios de Alicante y Guadalajara, han amenazado al Gobierno con presentar de manera unilateral una petición de invasión de Obama. (En la imagen, el concejal de bienestar social de Sigüenza, Abedrraman Prieto, muestra el borrador de solicitud.)