Páginas vistas la semana pasada

Buscar este blog

13 de junio de 2011

Un señor recoge un periódico tirado en su casa tras meditarlo durante un mes

Cirilo no daba crédito.

César Iturbi - Ayamonte

TRAS CASI UN MES de reflexión, Isaías de Mier, de 34 años de edad y vecino de Ayamonte, recogió ayer un ejemplar del diario Odiel que había tirado en el cuarto de baño de su domicilio. "Ha sido muy sencillo", comenta a El Garrofer.

"El periodico estaba abierto por las páginas de clasificados, y había una publicidad de Opel en grande", afirma Isaías. "Cada vez que veía el periódico ahí tirado, pensaba lo fácil que sería recogerlo de una vez y tirarlo a la basura, pero me faltó el arrojo necesario para pasar a la acción".

Durante todo este tiempo, Isaías, que vive con un jilguero de nombre Cirilo, se esforzó por leer la letra pequeña del viejo periódico mientras orinaba, pero sólo pudo discernir los rótulos del anuncio destacado. "Calidad y servicio, Facilidades de pago", recuerda Isaías. "Opel Ocasión, Calle Fuerzas Armadas sin número, Huelva 21007, Teléfono 959 230 774 y el fax igual pero terminado en 5".

Lo que parecía una tarea fácil, se convirtió en una pesadilla. "Muchas noches me acostaba malhumorado lamentándome de no haber recogido el puto Odiel", dice el cantamañanas que, finalmente, se agachó y recogió el periódico por un impulso del sistema nervioso periférico. "No intervino el cerebro", asegura. "Lo recogí de sopetón, ¿sabes? Y luego me lo quedé mirando y dije, '¿ostia?' ".

Actualmente, el viejo ejemplar del Odiel de Huelva está abierto por un anuncio de Viajes Meliá sobre la cisterna del báter, a la espera de ser recogido y arrojado a la basura. "Espero que esta vez haya aprendido de mi experiencia y me cueste menos dar el paso", dice Isaías .