Páginas vistas la semana pasada

Buscar este blog

13 de junio de 2011

El padre del ‘niño del globo’ asegura que el “montaje es auténtico”

balloon

Soupy Sales - The Bronx

Richard Heene, el padre del niño que mantuvo en vilo al mundo haciendo creer que su hijo había salido volando en un globo de fabricación casera, aseguró ayer en rueda de prensa que el montaje fue “totalmente auténtico”.

“Reúne todos los elementos de un montaje publicitario”, dijo este ingeniero amateur, que con la ayuda de sus tres hijos y su mujer construyó un absurdo globo en forma de platillo volante con un pequeño habitáculo del tamaño idóneo para fingir que un niño travieso ávido de aventuras viajaba en su interior vivo o muerto.

“En primer lugar, hemos generado interés”, asegura el abiertamente falso Heene. “En segundo lugar todo ha sido una escenificación y en tercer lugar hemos negado reiteradamente que sea un montaje publicitario, luego nuestro experimento científico era en realidad un montaje publicitario”.

Heene aclaró que llamar “experimento científico” a la construcción del globo era parte del ardid. “Somos científicos, eso es verdad”, dijo agotando todos los recursos gestuales y dramáticos para no dejar duda de que esta vez no mentía. “Cuando haces un globo con el objetivo de hacer creer que el cuerpo congelado de tu hijo va en él, sólo puedes decir que pretendías hacer un experimento científico”.

Sin embargo, dice el impostor, el experimento fue en realidad un auténtico montaje que transcendía el propio experimento. “Como es evidente no hay ninguna falsedad con respecto al montaje propiamente dicho, ahí está a la vista de todos”. Este antiguo personaje del ‘reality show’ “Wife Swap”, asegura que la autenticidad de su montaje contrasta con hitos de la historia moderna. “Muchas personas han fracasado en el intento de demostrar que la llegada del hombre a la Luna fue un montaje, lo cual es totalmente falso”, aclaró. “Nuestro montaje es de verdad”.

Heene asegura no entender el revuelo que se formó tras demostrarse que el pequeño Falcon, de seis años de edad, permaneció escondido en el garaje de su casa siguiendo instrucciones precisas de sus progenitores. “¿Qué pretendían, que desveláramos el montaje?”, dijo Heene dejando caer la mandíbula como una adolescente indignada.

Falcon hizo saltar las sospechas al decir en plena entrevista televisada que se había quedado escondido “para el espectáculo”. El padre del muchacho, por cuya vida jamás llegó a temer, responsabilizó al niño de que todo se fuera al traste. “No se ciñó al guión del mon-ta-je”, se lamentó el ávido de protagonismo Heeney haciendo sendas comillas con los dedos índice y corazón de ambas manos.

“Me siento realmente dolido por las críticas que hemos recibido”, añadió este vecino del condado de Larimer, Colorado, que acusó a la prensa de lamentar que su hijo siga con vida. “Algunos habrían preferido que hubiésemos arriesgado la vida del pequeño bastardo”.