Páginas vistas la semana pasada

Buscar este blog

13 de junio de 2011

EEUU celebra una 'barbacoa nacional' en honor a las víctimas de Hiroshima y Nagasaki

bbq sholders

“NO HACE FALTA QUE SE CUMPLA ningún aniversario para pedir perdón”, dice la Secretaria de Estado norteamericana Hillary Rodham Clinton un día después de anunciar la primera barbacoa nacional en honor a las víctimas de Hiroshima y Nagasaki.

La convocatoria del National Barbecue for Hiroshima and Nagasaki, aprobada por el Congreso tras la gira asiática del presidente Obama, fue seguida de forma desigual en el territorio estadounidense.

En el estado de Massachussets fueron muchas las familias que aprovecharon el buen tiempo para reunirse con sus amigos y vecinos alrededor de la parrilla, y rendir homenaje a las más de 250.000 víctimas mortales, civiles en su mayoría, producidas tras la detonación de Little Boy y Fat Man sobre las dos ciudades japonesas.

El veterinario Myers Vidal, de la localidad de Needham, oculta su horror por la devastadora honda expansiva de las bombas mientras gobierna ante su barbacoa tres kilos de costillas de cerdo. “Ahora se está bien aquí fuera”, comenta “Pero si te pones a la sombra te hielas”.

En la capital de Nuevo Méjico, Albuquerque, se soltaron y asaron palomas y pollos, respectivamente, para recordar la tragedia resultante de aquel sádico experimento militar. El gobernador del estado, Bill Richardson, atribuyó el seguimiento masivo de la barbacoa nacional al “carácter solidario y pacifista de nuestra maravillosa gente”.

Tras imaginar la lluvia radioactiva causante de centenares de casos de leucemia y cánceres sólidos, el responsable de moda infantil de la sucursal de Wallmart en Albuquerque, Michael Kalamidis, se mostró crítico con la normativa municipal que obliga a separar el cartón corrugado del cartón blanco, aunque alabó, eso sí, la calidad de la carne picada marca Angus Beef.