Páginas vistas la semana pasada

Buscar este blog

13 de junio de 2011

Berlusconi promete a Zapatero “el AVE más veloz del mundo” y le da un halcón peregrino

peregrine-falcon_6175

Macarena Sinatra – Roma

UN MALENTENDIDO aún por resolver ha hecho que un halcón peregrino procedente de Libia acabe en los jardines de La Moncloa. El ave fue un obsequio de Muammar Gaddafi a Silvio Berlusconi, que se deshizo de él enviándoselo a Zapatero como un pretendido gesto de amistad. Pero el gobierno español no entendió la naturaleza del obsequio.

Todo empezó la semana pasada, cuando Berlusconi hizo llegar ayer al presidente Zapatero un halcón peregrino de dos años de edad perfectamente adiestrado para la práctica de la cetrería. Según informa la prensa italiana, el ave fue entregada en primera instancia a Berlusconi por Muammar al-Gaddafi durante la visita oficial del dictador libio a Roma.

Tras agradecer efusivamente el regalo al jerarca norteafricano, Berlusconi manifestó a sus adláteres no saber qué hacer con la delicada ave de presa. “A ver qué hago yo ahora con esta mierda”, dijo el primer ministro al titular de exteriores italiano, Franco Frattini, que propuso endosárselo a José Luis Rodríguez Zapatero.

Fue el propio Frattini quien se puso en contacto con el embajador español en Roma, Luis Calvo, para comunicarle “el deseo de don Silvio de regalarle a José Luis el ave más veloz del mundo”.

El diplomático español contestó que el AVE es una prioridad en España y comunicó al ministro de fomento, José Blanco, la intención de Italia de proponer el ETR-500, más conocido como Pendolino, como una alternativa a las locomotoras de alta velocidad alemanas y francesas. “Blanco consultó la propuesta con sus asesores y recibió un informe técnico favorable”, dijo a El Garrofer un alto funcionario de exteriores.

“¡Qué coños es esto!”, dijo Zapatero al recibir el halcón, que llegó al día siguiente a las puertas de La Moncloa en un paquete especial de MRW junto a la certificación de la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES).

El ave fue colocada bajo un cedro en los jardines de la Moncloa, a espera de que un experto del Grupo de Rehabilitación de Fauna Autóctona (GREFA) acudiera para llevársela y estudiar su puesta en libertad. Pero no llegaron a tiempo.

Uno de los encargados de mantenimiento de La Moncloa informó a El Garrofer que el presidente, coincidiendo con su ausencia en el último consejo de ministros, estuvo una mañana entera observando al halcón a una distancia prudencial. “Le tiró una rodaja de chorizo de su bocadillo y un minuto después de comérselo el pájaro cayó muerto”, relata el jardinero. “Luego el presidente se fue a toda prisa mirando de lado a lado”.